Escritora

Categoría: Reseñas

Ordesa

Título: Ordesa

Autor: Manuel Vilas

Género: Inclasificable

Editorial: Alfaguara

Idioma original español

Año de edición: 2018

Formato papel

ISBN: 978-84-204-3169-7

Sinopsis

“Son dos verdades distintas, pero las dos son verdades: la del libro y la de la vida. Y juntas fundan una mentira”.

Una historia personal

En Ordesa, Manuel Vilas narra una historia personal con una intensidad similar a la que recorre su poesía: el pasado, el desvanecimiento de dos familias, la muerte de los seres queridos, la ausencia y la lejanía de los que ama, la España en la que vive y aquella en la que creció, los recuerdos, la sensación de desarraigo… Con una voz valiente y transgresora, mezclando realidad y ficción, prosa y poesía, el autor construye un relato en el que todos podemos reconocernos y recorre con él el camino inverso, desde el presente inequívoco hasta el origen imaginado.

Escrito a ratos desde el desgarro, y siempre desde la emoción

Escrito a ratos desde el desgarro, y siempre desde la emoción, este libro es la crónica íntima de la España de las últimas décadas, pero también una narración sobre todo aquello que nos recuerda que somos seres vulnerables, sobre la necesidad de levantarnos y seguir adelante cuando nada parece hacerlo posible, cuando casi todos los lazos que nos unían a los demás han desaparecido o los hemos roto. Y sobrevivimos.

Opinión

Mi interés por el libro

Vaya por delante una breve historia personal. Mi madre, a sus 87 años, continúa siendo una gran lectora (todo lo que sus maltrechas cervicales le permiten), pero este libro lo tenía repudiado. Precisamente, el repudio de mi madre hizo que se despertara mi interés por él y se lo tomé prestado. Tras leerlo pude comprender el porqué. Puedo aventurar que no fueron sus casi cuatrocientas páginas lo que la echaron para atrás. Ciertamente es un libro difícil de leer, no apto para todos los públicos, ni para todas las ocasiones, pero no por ello carece de interés, sino todo lo contrario.

Difícil clasificación

Para empezar es difícil de clasificar, ya que está a medio camino entre la novela y el libro de memorias; entre la realidad y la ficción; entre la narración y la disertación filosófica; entre la idealización y el desarraigo; entre la prosa y la poesía. Cuando lo terminas no dejas de preguntarte qué es verdad y qué es mentira en esta recreación desordenada y caleidoscópica, por momentos plasmada de nostalgia y lirismo, por momentos monstruosa y hasta escatológica en alguna ocasión, que hace Manuel Vilas de la historia de su familia (que a veces parece de lo más corriente y a veces parece completamente disfuncional, para seguir con el tema de las dualidades).

Este libro habla sobre la vida y la muerte

Este libro, que habla sobre todo de la vida y la muerte, de la memoria de los seres queridos, de la familia, de dónde venimos y hacia dónde vamos, contiene pasajes memorables a la vez que desconcertantes: “La muerte es en el fondo casi una ganancia económica, pues la naturaleza al fin te deja libre, ya no hay acción ni trabajo, ni esfuerzo, ni salario, ni éxito, ni fracaso; ya no hay que hacer la declaración de la renta, ni mirar los extractos bancarios ni consultar la factura de la luz. La muerte representa, en ese sentido, la utopía del anarquismo”.

Conmovedor y desconcertante

Especialmente conmovedor me resultó este bellísimo párrafo dedicado a la memoria de sus padres: ”Era el paraíso. Fue mi paraíso. Fueron ellos mi paraíso, mi padre y mi madre, cuánto los quise, qué felices fuimos y cómo nos derrumbamos. Qué hermosa vida juntos, y ahora todo se ha perdido. Y parece imposible”. O estos otros: Tú eras Dios. Música de Dios. Eras la música del que permanece. Todo hombre o toda mujer quiere fundar una familia.

Los seres humanos son fundadores de familias.

“Mi nostalgia es nostalgia de una manera de hablar el español. Mi nostalgia es nostalgia de un mundo sin miedo.

Abundan las metáforas y los paralelismos

El texto de Ordesa está plagado de metáforas: los colores como símbolo del transcurrir  del tiempo: del azul que representa la infancia feliz, al amarillo que aparece ya en la portada y que simboliza el paso a la madurez con  su carga de fracasos y decepciones. También abundan los paralelismos entre las vidas pasadas (los abuelos, los padres) y las actuales (el propio protagonista y sus hijos).

Androcéntrico

Por otra parte, bajo mi punto de vista, está escrito desde una visión excesivamente androcéntrica, lo que se pone de manifiesto en ciertas ocasiones. Esto lo destaco porque, como mujer, me ha resultado muy difícil empatizar al cien por cien con el personaje/narrador del libro en alguno de los capítulos. Bajo este aspecto concreto me llama la atención la admiración e idealización del el padre, cuyos pasos desea seguir hasta identificarse con todo lo que representa “todo lo que le pasó a mi padre repercute en mi vida con una precisión milimétrica. Estamos viviendo la misma vida, con contextos diferentes, pero es la misma vida”.

Su padre y su madre

Sin embargo, a su madre, a pesar de declararle un amor infinito “Hace tiempo que nadie me pregunta por mi madre. No oigo su nombre en voz alta. No me acuerdo de su voz. Si volviera a oír su voz, tal vez  creyera entonces en la belleza del mundo”, la denosta en numerosas partes del libro, sin ahorrarle ciertas apreciaciones sin duda peyorativas e incluso llega a culparla abiertamente de desencadenar con una inocente llamada de teléfono, su ruptura matrimonial; por lo visto el alcoholismo, sobre el que también se sincera en esta obra, y las múltiples infidelidades que desgrana con cierta displicencia a lo largo de varias páginas no tenían nada que ver.

Hermoso como un antiguo retrato en sepia

Ya para acabar diré que es un libro hermoso en cierto sentido, pero triste, de una tristeza que se asemeja a un antiguo retrato en sepia de una realidad, de unos seres que se fueron y ya nunca volverán a ser. Ordesa es de algún modo la historia de Manuel Vilas, mi historia, la tuya y la de toda una generación de un país llamado España y hay que concederle el mérito de haber sabido plasmarla con maestría a través de estas páginas. En definitiva, Ordesa es un libro apropiado para quien no esté ávido de una novela al uso y prefiera una reflexión pausada acerca de los temas que importan en la vida.

Muere una mujer

Título: Muere una mujer

Autora: Juana Gallego

Género: Novela contempóranea

Editorial: Lucesde:gálibo

Idioma original español

Año de edición: 2021

Formato papel

ISBN: 978-15117-78-0

Sinopsis

Muere una mujer indaga en La historia de una familia a partir de un caso aparentemente anecdótico. Una mujer ha sido agredida por su pareja y encontrada inconsciente en medio de un charco de sangre. Una noticia que podría ser de un periódico cualquiera de 2021. El relato de este suceso es el punto de partida de esta historia que transcurre durante la mayor parte del siglo XX. A través de la experiencia de tres mujeres de tres generaciones distintas (1930, 1960, 1990) somos testigos de los muchos cambios que se han experimentado en nuestro país, así como de todo lo que ha permanecido. El intento de asesinato irá desvelando todo lo que se esconde tras el velo de la cotidianeidad, todo lo que ha vivido y callado la sociedad en general y las mujeres en particular a lo largo del siglo XX.

La novela intenta posar una mirada dignificante sobre un tema —la violencia contra las mujeres, lamentablemente de tanta actualidad— hasta cierto punto arrinconado en la literatura en general, y al que todavía no se le ha prestado la atención que merece. Muere una mujer trata de iluminar un tema tan oscuro como cotidiano centrándose en la historia de tres mujeres de una misma familia, de tres épocas diferentes, enfrentadas al mismo problema.

Opinión

“Las mujeres de mi familia estamos malditas”

Nos dice de viva voz Antonia/Amanda, la protagonista indiscutible de esta novela narrada en primera persona casi en su totalidad. Leerla me ha provocado sentimientos encontrados. Por un lado me he sentido muy identificada con una época que la autora describe con todo lujo de detalles y, aunque tuve la suerte de que mi familia no pasara por las penurias por las que pasa la familia de Antonia/Amanda, las puedo reconocer y hacer mías, porque son el reflejo una época que recuerdo con gran nitidez porque o la he vivido directamente o, cuando la edad no me alcanzaba, me la han contado mis mayores. La novela está escrita con un mimo y un esmero excelente desde lo que sería un punto de vista literario, lo cual hace agradable y muy amena la lectura.

Habría que destacar el empleo de cierto vocabulario

En ese aspecto habría que destacar el empleo de cierto vocabulario que me han obligado a tirar mano del diccionario, en algunos casos por ser muy específico del  campo, en otros por ser localismos. En cualquier caso, una molestia menor que no ha supuesto ningún menoscabo en la lectura. Como punto positivo también destacaría la inclusión de un largo epistolario entre alguno de los personajes de la saga familiar, así como de atestados de la Guardia Civil y la transcripción de un juicio, que dotan a esta historia de una gran verosimilitud.

No he podido dejar de sentir rabia

Por otro lado no he podido dejar de sentir una rabia creciente ante la historia de estas tres mujeres a las que la sociedad de su tiempo por prejuicios y por el machismo imperante, que prácticamente no las consideraba ni como seres humanos, no las dejaron ser tal y como ellas querían. Esa rabia no hace sino aumentar todavía más hasta llegar a la pura indignación en la última parte del libro, cuando es la pareja de Antonia/Amanda quien toma la palabra para contar los acontecimientos bajo su punto de vista.

En definitiva una novela imprescindible.

Puedes adquirirlo aquí

Gajos de naranjas

Título: Gajos de naranjas

Autora: Jaqueline Cruz

Género: Erótica, romántica, feminista

Editorial: Círculo Rojo

Idioma: Español

Año de edición: 2014

Formato papel

ISBN: 978-84-9076-934-8

Sinopsis

Sara Saavedra es una profesora universitaria de 41 años que defiende obsesivamente su independencia y su libertad sexual. Convencida de que no existen las «medias naranjas», sino solo «gajos», de que el amor es poco más que «literatura» y de que, antes o del deseo, la mayoría de los hombres están a la caza de una mujer que «los cuide, los mime y les lave la ropa», Sara evita las relaciones de pareja convencionales y se limita a entablar relaciones sexuales, a menudo a través de una página de contactos por Internet. Sin embargo, cuando conoce a Raúl, la intensa atracción que él le despierta pondrá a prueba algunas de sus convicciones más arraigadas. Paralelamente, las interacciones con sus amigos Jaime y Gabriela, y con Laura, la hija de Raúl, le mostrarán otros modos de concebir la pareja, el sexo y la procreación.

Escenas eróticas y animados diálogos se aúnan en esta novela de encuentros y desencuentros que explora e invita a reflexionar sobre las relaciones afectivas en la sociedad española del siglo XXI.

Opinión

Bajo su apariencia de mujer moderna y liberada, Sara, huérfana de madre desde la más tierna infancia y sin padre conocido, esconde un alma herida. A lo largo de toda la historia, la protagonista nos sorprende con dos de sus mantras preferidos: “yo te di, yo te di, yo te di”, por lo tanto “en algún momento me vas a exigir que te  devuelva” y “todo va estar bien, todo va a estar bien, todo va a estar bien”, que representa el miedo cerval que siente ante la amenaza que para ella supondría la pérdida de su independencia (tanto económica como emocional).

Sara tiene varias cuentas pendientes con el pasado y le aterroriza “endeudarse todavía más”. Tiene cuentas con los médicos, a los que odia; con su tía y su primo, que debido a presuntas caridades pasadas, han pretendido hipotecar su vida presente y futura; con su exmarido  controlador, del que no conserva precisamente gratos recuerdos; con la ciudad de Sevilla, de la que huye como de la peste y que siempre contrapone a su Cádiz natal, que en su mente representa “el paraíso perdido” y para terminar, con algunos amantes del pasado que no hicieron sino decepcionarla por su flagrante egoísmo e hipocresía.

En este contexto es cuando conoce a Raúl. Entonces, todos los miedos e inseguridades que tiene Sara afloran de manera inconsciente y quedan reflejados en la pesadilla que revive en sueños de una manera reiterada, pero cuyo desenlace va evolucionando en un inquietante paralelismo con los avances y retrocesos de la “relación” que mantienen ambos en la vida real. Ella, que no está dispuesta a enredarse en compromisos con ningún hombre, se ve en evidencia ante su propia contradicción. No odia a los hombres, tampoco los ama y sin embargo, le gustan, los necesita y no puede vivir sin ellos. Este constituye su verdadero drama, al igual que el de muchas mujeres heterosexuales y feministas de hoy en día que no quieren verse envueltas en una relación convencional de pareja.

En definitiva, por los ingeniosos diálogos, por los planteamientos audaces de las relaciones entre hombres y mujeres y  por las numerosas escenas eróticas que aparecen aquí y allá,  esta novela constituye una lectura divertida, estimulante y amena. La recomiendo totalmente.

La forma del agua

Título: La forma del agua

Autores: Guillermo del Toro y Daniel Kraus

Género: Fantasía, romántica

Editorial: Umbriel editores

Idioma original inglés. Traducción al español: Antonio Padilla Esteban

Año de edición: 2018

Formato ebook

ISBN: 978-4-17180-21-8

Sinopsis

Título: La forma del agua

Autores: Guillermo del Toro y Daniel Kraus

Género: Fantasía, romántica

Editorial: Umbriel editores

Idioma original inglés. Traducción al español: Antonio Padilla Esteban

Año de edición: 2018

Formato ebook

ISBN: 978-4-17180-21-8

Sinopsis

El visionario cineasta Guillermo del Toro y el renombrado autor Daniel Kraus combinan su formidable talento en una historia de amor tan conmovedora como fascinante. La forma del agua está ambientada en la ciudad de Baltimore en plena Guerra Fría, en el centro de investigación aeroespacial Occam, al que hace poco ha llegado un ser tan extraordinario como potencialmente valioso: un hombre anfibio capturado en el Amazonas.

Lo que sigue es una emotiva historia de amor entre este ser y una de las mujeres de la limpieza en Occam, quien es muda y se comunica con la criatura por medio del lenguaje de signos. Desarrollada desde el primer momento como un rompedor lanzamiento simultáneo —una misma historia recreada por dos artistas en los medios independientes de la literatura y el cine—, La forma del agua entreteje la fantasía, el terror y el género romántico a fin de crear un relato que resulta tan trepidante en el papel como en la gran pantalla. Prepárate para una experiencia distinta a todo cuanto has leído o visto.

Opinión

Vaya por delante que no he visto la película, por lo tanto no incidiré en el tema de cuál de las dos, si la película o la novela está más lograda, ya que carezco de elementos de juicio para ello. En esta reseña, hablaré únicamente de la novela y solo de la novela. Como queda reflejado en la sinopsis, se trata de una narración encantadora y llena  de ternura, muy imaginativa y diferente.

La historia de amor entre una joven que sobrevive a duras penas en una sociedad que la ha marginado desde la cuna y un ser extraordinario, casi mitológico, con poderes que rayan lo sobrenatural, cautiva desde el primer momento. Sin embargo, he de decir que me costó adentrarme en ella debido a las varias tramas secundarias que los autores desarrollan de manera simultánea y con tanta abundancia de detalles, que en algunos momentos logran eclipsar (supongo que no precisamente de manera intencionada) la trama principal. Esto, junto a las descripciones excesivamente minuciosas en ciertos pasajes, hace que el ritmo de la novela sea algo lento, sobre todo en la primera mitad. Es a partir del último tercio cuando comienzan a acelerarse los acontecimientos hasta conducir al desenlace de una manera vertiginosa.

Me gustaría añadir que La forma del agua, además de un canto al amor, es un canto a la amistad y a la libertad, a la vez que un alegato contra la mezquindad del mundo en que vivimos (no importa que esté ambientada en una época que ya creemos superada). Un plus a destacar son las preciosas ilustraciones que por desgracia no se pueda apreciar en todo su esplendor en el formato electrónico, en el cual yo he leído el libro.

Como nota negativa diré que el texto está plagado de leísmos (utilizados para el femenino), lo que me desagrada bastante, además de ser incorrecto desde el punto de vista gramatical. Puesto que el original está escrito en inglés, supongo que esto es achacable únicamente al traductor, aunque considero que una buena corrección debería haberlos eliminado de raíz.

Ya y como conclusión,  siempre en mi modesta opinión, lo mejor del libro es el final, hasta cierto punto sorpresivo para una novela en la que predomina la vertiente romántica por encima de las demás.

Bajo el manto de la araña

Con esta reseña inauguro una nueva sección dedicada a obras de otros autores. Qué mejor que empezar con esta novela publicada por mi amiga y compañera de la Asociación de Escritores de Alicante.

Autora: Maruja Moyano

Género: Narrativo,  novela policiaca

Editorial: El alquimista ciego

Año de edición: 2017

Encuadernación: tapa blanda con solapas.

Nº. de páginas: 291

ISBN: 978-84-948207-1-7

La autora:

Desde muy niña, su pasión por la lectura y una alta dosis de imaginación, la llevaron a escribir historias, cuentos, poesías, pequeñas obras de teatro y relatos cortos que se quedaban casa siempre en el ámbito de la escuela en un principio y, tiempo después, en su entorno social más cercano.

Comenzó a trabajar muy joven y al iniciarse la transición democrática en España, en 1976, inició una andadura siempre ligada a los movimientos sociales, que marcaron  definitivamente todas sus obras.

Se licenció en Sociología por la Universidad de Alicante y, permaneciendo sensible a las desigualdades sociales cada vez más extremas y al incremento de la dependencia económica de los gobiernos con respecto a las grandes compañías multinacionales y los centros económicos de poder, decide escribir su primera novela: Makumba

Sinopsis:

El banquero Alberto Montoro, aparece apuñalado en un motel. No hay huellas, todo ha sido limpiado meticulosamente, pero las últimas personas que le vieron, aseguran que acabó la noche con una mujer rubia, con una rosa tatuada en uno de sus pechos.
La inspectora Susana Rizos se encargará de la investigación de un crimen que, poco a poco, se irá complicando. Las conexione entre Montoro y una serie de personajes ligados a la delincuencia organizada y a quienes se ocupan de lavar los oscuros negocios de personas relevantes, también están siendo investigados por la fiscal Amparo Fenoll, pero la muerte de Montoro amenaza con obligar a la justicia a archivar el caso.
Se hace urgente encontrar la declaración que el banquero prometió a Fenoll, a cambio de rebajar la pena de cárcel que pesaba contra él, pero esa va a ser una labor complicada para la inspectora Rizos y su equipo de investigadores. La trama es más extensa de lo que en principio pudieron imaginar y los hilos que unen a las personas implicadas, van mucho más allá, tocando incluso la propia vida personal de Susana Rizos.

Opinión:

En este trhiller policiaco ambientado en la ciudad de Valencia, la escritora Maru Moyano nos habla de una cruda realidad, una lacra que se extiende por todo el mundo: la trata de mujeres para la explotación sexual.

Siempre con un estilo sobrio y conciso, aunque sin añadir más dramatismo del estrictamente necesario (lo que se agradece, dada la dureza del tema), Maru nos adentra en el mundo de la corrupción política en el que no faltan empresarios, banqueros e incluso abogados que protejan oscuros intereses. Como indica el título, se trata de todo un entramado al servicio de poderosos sin escrúpulos, capaces de cualquier cosa con tal de no perder su cuota de poder. Poder, por otra parte, alcanzado de una manera ilegítima.

La encargada de la investigación es la joven inspectora Rizos, que aprendió el oficio de su actual comisario y mentor, un hombre de salud delicada, con edad para estar jubilado y al cual estima como al padre que nunca tuvo. Ella no cejará hasta conocer la verdad y descubrir a los autores del crimen con el que da inicio la trama y a sus instigadores. Tendrá que superar toda clase de obstáculos  para llegar a conocer “la verdad”. Pero “la verdad” nunca es inocente y en este caso llevará consigo una inmensa carga de decepción que cambiará definitivamente el mundo de la protagonista.

En conclusión, una historia que no decepcionará a los amantes de las novelas policiacas y también interesante para aquellos que, sin ser adeptos acérrimos del género, quieran leer un trhiller de alta calidad literaria, realista y actual.

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén